Espacios Vivenciales

José Julián Martí

Noviembre 2017 - Diciembre 2017

Curriculum

José Julián Martí

La Habana, 1953
Vive y trabaja en La Habana.
Miembro de la UNEAC. Fotógrafo de formación autodidacta con 49 años de experiencia. Discípulo de Alberto Díaz Gutiérrez (Korda), quien lo inició en la fotografía submarina  en 1968.

Exposiciones personales (Selección)
2014. PLAY! G&S Alternative Space, Hollywood, Florida, USA.
2013. El instante del Stillman. Galería UNEAC, Sancti Spíritus, Cuba.
2009. Voluntad sin trabas. Museo de Historia, Gibara, Holguín, Cuba.
2005. Sueños. Galería  Oficina Fotográfica, Milano, Italia.
2004. Un día en la vida. Galería Darma Studio, Miami, Florida, USA.

Exposiciones colectivas (Selección)
2016. Nexo Mixto, Arte erótico. Galería La Acacia, La Habana, Cuba.
2015. The Light in Cuban Eyes. Galería Jenkins Johnson, San Francisco, USA.
2015. ¡Hasta Siempre! Cuba, imagen y posibilidad. Palais Fesch, Museo de Bellas Artes de Ajaccio, Corcega, Francia.
2014. Trajes Xtremos. Sala de Arte Cubano, Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana, Cuba.
2010.  Contemporary Cuban Photography 20 Years,: 1989-2009 an Unknow Generation, Lake Forest College, Illinois, USA.

Premios
2004. 2do Premio. I Festival Internacional de Foto Latina en París. París, Francia.
1998. Premio. III Salón Provincial de Fotografía Eduardo Abela, San Antonio, Artemisa, La Habana, Cuba.
1998. Concurso Internacional M.I.L.K. PHOTOS, Amistad. Premio Auckland, Nueva Zelanda.
1991. 2do Premio. IX Concurso Nacional El Arte del Libro, La Habana, Cuba.

Colecciones:
Lake Forest College, Lake Forest, Illinois.USA
Foosaner Art. Museum, Melbourne, Florida, USA.

Publicaciones

Espacios vivenciales

"Diferentes individuos siguen el fluir de sus vidas y sus historias. Un hombre sale con la primera luz a ensillar su caballo al mismo tiempo que un turista camina por la ciudad o un vecino se levanta para su trabajo. En el mismo momento puede suceder una conversación informal en una esquina y pasar jubilados, artistas, niños, espectadores. El tiempo se condensa aquí, se comprime, se convierte en visible desde el punto de vista artístico; y el espacio, a su vez, se intensifica, penetra en el movimiento del tiempo, del argumento, de cada historia. Tiene lugar la unión de los elementos que identifican cada individuo y su camino con lo temporal. La sucesión del tiempo y sus historias se transforman en espacios vivenciales que forman un todo inteligible y concreto.

Martí va, vive, viene, es capaz de presentar la realidad tal y como es sin perder por ello cierta dosis de empatía, de manifestación de sus propios sentimientos y emociones a través de lo retratado. Somos capaces de imaginárnoslo jugando con esos niños que se encuentra en la calle, subido a una lancha, mezclándose con los protagonistas de sus retratos. Es como si se montara en cada línea argumental e hiciera suyo ese espacio y ese tiempo ajenos.
 
Su poder de síntesis no tiene límites. Sus detalles siempre nos logran transmitir la historia o la emoción contenida en cada fragmento. Sus contraluces por el contrario, se vuelven siluetas mágicas que necesitan  ponderar el todo sobre el detalle. Cada historia cobra una dimensión épica, los niños se vuelven gigantes que empinan aviones o desafían la lógica de las cosas, los adultos se vuelven héroes de alguna historia o prisioneros de su tiempo mientras se zambullen en la luz o en las sombras."


Mabel Llevat